20 abr. 2010

Definicion

Personajes: A y B, amigas

A:-¿Qué hacés vestida así?
B:-¿Así cómo?
A:-¿Pasaste por tu casa?
B:-No entiendo de qué hablás.
A:-Pensé que te habias ido a dormir a lo de Marto.
B:-Sí.
A:-Ayer tenías otra remera.
B:-Claro, me la cambié.
A:-¿En tu casa?
B:-No, ahí mismo. Tengo un par de cosas básicas que dejo. Cuatro pavadas: un jogging, una remera de más para cuando duermo ahí asi no voy a trabajar vestida igual dos dias seguidos que ni da, una tanga, que mas que para usarla es para calentarlo un rato y medias creo.
A:-¿Dejaste cepillo de dientes?
B:-Dejé tampones.
A:-Seguro que dejaste toallitas nocturnas.
B:-Estás en pedo. Uno, no uso esas cosas siniestras, dos, es lo menos sexy que te pasó en la vida. Los tampones por lo menos tienen esa cosa que se meten en la concha, entonces inconscientemente no son terribles ni amenazantes para los tipos. Las toallitas recuerdan a la sangre, no está bueno dejar de esas.
A:-Es tu novio, que se la banque.
B: (interrumpe)- Chito la boca. No es mi novio.
A:-¿No son novios oficialmente?
B:-Ni oficial ni extra-oficial.
A:-¿Qué son entonces?
B:-No estamos en un lugar de definición todavía.
A:-No me forrees, soy tu amiga.
B:-No se que garcha somos. Solo sé que garcha-mos.
A:-Bueno, pero tenés ropa allá.
B:-Poca.
A:-Ropa es ropa. Se pone seria la cosa en una relación cuando dejás el cepillo de dientes, vos ya la pasaste a esa, porque pasaste el momento en que la baranda a mierda y los dientes pastosos por la mañana son simpáticos, pero también eso quiere decir que hay otra intimidad, porque hay marcas tuyas ahi. No da que vayan otras minitas a ese baño donde está tu cepillo de dientes, tu cepillo es tu guardián, es tu meada en el árbol.
B:-No sé donde estamos. No me da para decirle (pone voz de nena): Martooo, ¿qué somos vos y yo?
A:-No me parece una pregunta tan boluda.
B:-Es boluda porque es de mina. Los pibes no vienen con esos planteos, no quiero ser la mina.
A:-Sos la mina.
B:-Esa mina. Igual, pará. Tampoco es que necesito saber qué somos. Sé que me quiere, yo lo quiero, y estoy noventa por ciento segura de que solo estamos saliendo el uno con el otro. Estas cosas se dan solas, no hay que apurarlas. Tengo la madurez necesaria y la seguridad de que nos queremos y estamos juntos. Las etiquetas no importan, son meramente funcionales.
A:-Qué centrada que es ella.
....

B:-Vos que sos amiga de él también ¿por qué no le preguntás qué es mío?

7 comentarios:

Eugenia dijo...

Paso a decirte que te seguí en todo tu blog bachillero. Tardé en salir a la luz, pero ahora te digo que me parece genial todo lo que escribís y espero más conversaciones imaginarias.

Anita Leporina dijo...

Darling: te mandé mail a soledadbachiller.
No hay ninguna novedad, pero sí muchas esperanzas. El porvenir es triunfalmente nuestro. Nos lo ganaremos con sudor de teclas y rechinar de discos rígidos!

elpibedesistemas dijo...

Niña, qué fue de éste blog? se extrañan las conversaciones, los que te seguíamos en tu blog bachiller queremos saber más de vos!

Saludos,

Contame algo nuevo dijo...

se murió esto? espero que no!

Ci Ci dijo...

quiero releer bachiller , why did you close it??
hasta me hice un maldito wordpress y nada.. any chance?

Maruu Withing dijo...

excelente.
A todos nos encantan las etiquetas lamentablemente.
Buenisimo el blog.
saludos

Welshire dijo...

Tendriamos q juntar firmas para q esta boluda nos reabra bachiller, o al menos siga con este otro q venía bien; O AL MENOS NOS DEJE MANDARLE UN MAIL A ALGUN LADO xq lo q escribe a) es bueno b) es interesante c) no es posmoderno.
Nos hizo leerla, ahora q se la banque. Tampoco es Jim Morrison-